Diez mitos en enfermedades respiratorias

Frecuentemente escuchamos a algunas personas emitiendo opiniones infundadas que están bastante arraigadas en las creencias populares acerca de la salud respiratoria y que hemos llamado “mitos en neumología”. La mayoría son inofensivas pero otras pueden ser un riesgo para la salud. Aquí vamos a tratar sobre algunas de ellas:

1. “No use oxígeno porque se vuelve adicto”. 

FALSO: El cuerpo humano está diseñado para que sus células funcionen con ciertos niveles de oxígeno en la sangre. Cuando el pulmón falla en su función de oxigenador, se producen mecanismos de adaptación para mejorar el aporte de oxígeno a los tejidos, uno de ellos es la vasoconstricción pulmonar para mejorar la ventilación. Esto lleva con el tiempo a falla en la función del ventriculo derecho del corazón. El oxigeno se prescribe con el fin de prevenir que a la ya complicada enfermedad pulmonar del paciente se agregue una insuficiencia cardíaca del lado derecho del corazón.

2. “No use inhaladores porque se le daña el corazón y se vuelve adicto.”

FALSO. En las enfermedades pulmonares el corazón se daña por la razón anteriormente anotada y la misma falta de oxígeno lleva también a que se presente taquicardia y arritmias. Es cierto que en pacientes con enfermedades cardíacas hay que tener precaución con el uso de Salbutamol y otros broncodilatadores por inducir taquicardia, con otros inhaladores como Bromuro de Ipratropio o Beclometasona no se presentan estos efectos y pueden usarse con seguridad. Ningún inhalador causa adicción, no actúan sobre el sistema nervioso central, no son depresores ni estimulantes, son medicamentos que se usan para condiciones crónicas como el asma y la EPOC, que no tienen cura, pero que se pueden controlar. Lamentablemente gran parte de esta creencia tiene su base en la sobre prescripción de inhaladores. Consulte siempre con un experto en enfermedades respiratorias. 

3. “Dejé de fumar y me enfermé.”

FALSO. El consumo de cigarrillos por años puede dañar los pulmones causando EPOC (enfermedad pulmonar obstructiva crónica). A veces coincide que el paciente abandona el cigarrillo cuando empieza a sentir sus primeras limitaciones por falta de aire, lo que empieza a manifiestarse cuando ya hay una pérdida avanzada de la función pulmonar y si esto coincide con una crisis respiratoria infecciosa (algo frecuente en la EPOC), sumado a las sensaciones de malestar, irritabilidad, ansiedad y aumento de peso ocasionadas por el síndrome de supresión por nicotina, pues fácilmente puede hacerse la asociación causal con el hecho de dejar de fumar.

4. “No me vacuno contra la gripa porque la vacuna no me proteje y además produce gripa”.

La vacuna contra la gripa está hecha contra el virus de la Influenza, que tiene el potencial de causar complicaciones graves e incluso la muerte en pacientes ancianos o con enfermedades crónicas, pero no es la única causa de infecciones respiratorias. Muchos virus son los causantes del resfriado común y no nos alcanzaría la vida para inmunizarnos contra todos ellos. Por ello siempre podremos tener gripa así nos vacunemos. Hay que decir que las personas mayores de 50 años requieren la vacuna antigripal con virus inactivados con el fin de evitar la aparición de un cuadro gripal después de la vacunación.

5. “Necesito que me de un jarabe para la tos”

FALSO. La tos es un sintoma, un mecanismo de defensa del pulmón, una alarma que indica que algo no está bien. Lo indicado no es tratar la tos con jarabes sino buscar la causa de ese algo que está causando el sintoma. La creencia en la efectividad de los jarabes en las enfermedades respiratorias se origina en que esos fueron los primeros tratamientos que se hicieron para las enfermedades respiratorias.

6. “Yo prefiero las nebulizaciones, los inhaladores no me sirven de nada”

FALSO. El mismo medicamento, liberado a una dosis equivalente tiene el mismo efecto vía inhalada que nebulizada, lo importante aquí es enseñar al paciente el uso correcto de los inhaladores, eventualmente también recomendar el uso de una inhalocamara, aunque esto último no es ya tan necesario con los nuevos medicamentos que traen dispositivos muy fáciles de usar y que suministran cada dosis efectivamente, además si no se tiene precaución especial con la limpieza del equipo, las nebulizaciones pueden incrementar el riesgo de infecciones respiratorias. 

7. “Tengo asma pero no uso inhaladores, me funciona mejor la homeopatía”

FALSO. La homeopatía es inferior a la medicina científica en el tratamiento del asma y sus tratamientos tienen una eficacia similar al placebo. Puede leer más acerca de la homeopatía en el tratamiento del asma para   complementar esta información.

8. “El aire frío (sereno, chiflón, etc) me enferma más de los bronquios”.

CIERTO. En pacientes asmáticos no controlados las corrientes de aire frío pueden causar síntomas al inducir broncoespasmo. Son factores agravantes que hay que tener en cuenta, pero no son la causa de la enfermedad y limitar al paciente no es lo indicado. La evaluación cuidadosa con el fin de determinar si el tratamiento se está usando en la forma correcta e identificar si hay otros factores precipitantes es lo indicado. Observar una apropiada higiene respiratoria es un complemento del tratamiento para prevenir síntomas.

9. “Estoy expectorando verde, necesito tomar un antibiótico”.

FALSO. La expectoración en las verde o amarillenta es secundaria a la presencia de células inflamatorias en las vías aéreas, neutrófilos en el caso de enfermedades infecciosas o eosinófilos en el caso de las enfermedades alérgicas, o sea no siempre es por infección. Y cuando esta expectoración es secundaria a causas infecciosas, la mayor parte de las veces es por infecciones virales las cuales no requieren antibióticos para su tratamiento, salvo situaciones muy especiales en pacientes inmunosuprimidos. Los antibióticos deben usarse previa evaluación médica para confirmar que existe una indicación. El uso inapropiado de antibióticos selecciona microorganismos resistentes y es un factor de riesgo para el desarrollo de neumonía en pacientes ancianos. La prescripción de antibióticos a cargo de droguistas, frecuentemente estimulada por la industria farmacéutica, debería estar proscrita. La resistencia bacteriana hoy día es un problema grave y el retraso en el diagnóstico y tratamiento de los pacientes con neumonía adquirida en comunidad también es un problema grave. En esta situación siempre es mejor consultar con un experto en enfermedades respiratorias.

10. “Los asmáticos no deben hacer ejercicio”.

El asma es una enfermedad inflamatoria en la que las alteraciones pulmonares son reversibles con tratamiento.

Un paciente asmático adecuadamente controlado no debería tener problemas para hacer ejercicio, de hecho ha habido deportistas de alto rendimiento que han sido asmáticos. El objetivo del tratamiento  del asma es el control total de los síntomas y evitar la hiperactividad bronquial inducida por el ejercicio. Esto es muy importante tenerlo en cuenta por los beneficios en la salud asociados con la actividad física, sobre todo en niños porque los padres a veces tienden a restringirles el ejercicio. 

Dejar de fumar es posible? 

El tabaquismo ha sido un problema social grave desde hace muchos años. Cerca de 7 millones de personas mueren cada año por causas relacionadas con este hábito. Las enfermedades cardiovasculares, muchos tipos de cáncer (lengua, amígdala, laringe, pulmón, estómago, páncreas, vejiga, etc )  y la enfermedad pulmonar obstructiva crónica explican la gran mortalidad  asociada con el cigarrillo. El tabaquismo también es importante en pediatría porque los hijos de los fumadores están expuestos a un ambiente contaminado que los lleva a sufrir de más infecciones respiratorias y de asma. Los fumadores también presentan más complicaciones respiratorias tras una cirugía y es por eso que se recomienda a los pacientes dejar de fumar al menos dos meses antes del procedimiento. 

Son tantos los costos económicos y de salud por muerte o incapacidad relacionados con el tabaquismo, que diferentes gobiernos han decretado leyes estrictas anti tabaco para prevenir el desarrollo de la adicción entre los jóvenes. Hoy día se ha creado conciencia y cada vez es la tolerancia social hacia este hábito es menor.  En Colombia, pais con una de las más sólidas leyes anti tabaco, es imposible encontrar restaurantes con “zonas exclusivas para fumadores”, algo que era impensable el siglo pasado. Este tipo de intervenciones de los estados previniendo adicciones van a impactar en mejor calidad de vida para sus ciudadanos, pero que hacer con los individuos que ya son fumadores consuetudinarios? Cuál es el mecanismo de esta adicción? 

De las cerca de dos mil sustancias que tiene un cigarrillo , muchas de ellas cancerígenas, sólo una es adictiva, la nicotina, un estimulante presente en la hoja del tabaco y en menor cantidad en otras solanáceas que tiene afinidad por receptores neurales específicos en el cerebro que participan en la liberación de dopamina y que están asociados con los circuitos de recompensa.

Luego de la inhalación del humo del cigarrillo la nicotina llega muy rápidamente al sistema nervioso estimulando los circuitos de recompensa, pero con el tiempo se va produciendo tolerancia y se va creando dependencia física y psicológica. Por eso es difícil abandonar el hábito.

Para brindar un tratamiento efectivo al paciente debe cuantificarse este nivel de adicción, lo que se puede hacer con la escala de Fagerstrom

Una vez establecido el nivel de adicción, se procede con el plan de tratamiento que puede extenderse hasta por más de un año y que incluye terapia cognitivo conductual reforzada con medicamentos para bloquear la ansiedad y el mecanismo de adicción, así como terapia de reemplazo nicotínico en casos seleccionados. 

Si bien, existe probabilidad de fracaso y de abandono del tratamiento, sobre todo durante el primer año del mismo, dejar de fumar si es posible. Consulte con un médico experto en tabaquismo. Disminuir su riesgo cardiovascular y de cáncer o retardar la progresión de una enfermedad pulmonar obstructiva crónica ya establecida justifican el esfuerzo empeñado. 


Síndrome de piernas inquietas

El síndrome de piernas inquietas o enfermedad de Willis-Eckbom, es un trastorno del movimiento que ocurre principalmente durante períodos de inactividad o durante el sueño. Se caracteriza por síntomas progresivos referidos por el paciente como molestias, ardor, quemazón o desasosiego que ocurren principalmente en miembros inferiores durante periodos de inactividad, generalmente en la noche y que se alivian con la actividad física. En la medida en que los síntomas aumentan y el pacientes empeoran las molestias se extienden a miembros superiores, ocurren con más frecuencia, se presentan incluso durante el día y cada vez es menos probable que mejoren con la actividad física. Aparte de las molestias descritas son una causa de sueño fragmentado, ansiedad, depresión y somnolencia diaria llegando a alterar mucho la calidad de vida de los pacientes.

El síndrome de piernas inquietas tiene una prevalecía de cerca del 3% dentro de la población general, siendo la segunda patología del sueño en frecuencia después de los problemas respiratorios del sueño.

A pesar de ser una entidad tan frecuente no se suele realizar su búsqueda en el cuidado primario y la mayor parte de los pacientes permanece sin diagnóstico y tratamiento, lo que no debiera ser ya que su diagnóstico es muy sencillo aplicando las cinco preguntas del cuestionario del IRLSSG y su gravedad también puede ser fácilmente cuantificada con la escala de severidad del IRLSSG.

La enfermedad se clasifica en dos grupos, primario o idiopatico, en el que no se identifica una causa de los síntomas. En este grupo está el 80% de los pacientes y se cree que se debe a un trastorno del movimiento relacionado con mala captación de hierro por el receptor de dopamina y que suele tener una tendencia familiar importante pues casi siempre los pacientes  tienen  familiares en primer grado con síntomas similares. El síndrome de piernas inquietas secundarios se encuentra asociado a otras enfermedades como anemia ferropenica, diabetes, insuficiencia renal crónica, polineuropatias y enfermedad de Parkinson. También se presenta con frecuencia en el embarazo.

Si bien el diagnóstico es totalmente clínico como referimos anteriormente, la realización de una polisomnografia es de utilidad porque el 80% de los pacientes presenta movimiento periódico de piernas durante el sueño. 

Para el tratamiento es importante considerar medidas no farmacológicas como higiene del sueño, terapia relajante, yoga, masajes nocturnos y el uso de medicamentos similares a los usados en la enfermedad de Parkinson. Consulte con su médico. 

Toxicidad pulmonar por medicamentos

Todos los medicamentos que usamos tienen efectos secundarios que eventualmente podrían presentarse en el curso de un tratamiento. Muchos de ellos son realmente raros y podríamos decir que casi nunca ocurren. Sin embargo, el fabricante está obligado a poner la advertencia en el producto. Si nos preocuparamos por todas las contraindicaciones descritas en la  caja de un medicamento o por las halladas en una búsqueda en Google, seguro no consumiríamos ningún fármaco. Aquí es donde es importante considerar la recomendación médica, pues una prescripción está basada en la relación riesgo beneficio de un tratamiento. Caso diferente ocurre cuando el paciente se automedica.

En este post vamos a describir los efectos pulmonares más frecuentes de los medicamentos más usados.. Sin duda se nos escapan más, pero en ese caso usted puede complementar esta información en los comentarios al final.

1. Beta bloqueadores. Son una clase de medicamentos usados en el tratamiento de la hipertensión, de algunas otras condiciones cardíacas como la cardiopatia isquemica, el glaucoma y la migraña. Actúan uniéndose al receptor beta adrenergico en muchas células del organismo. Y es su mecanismo de acción la causa de los problemas respiratorios pues en los bronquios los receptores beta adrenergicos se encargan de causar dilatación del musculo liso bronquial, por lo que su uso en pacientes con asma es inapropiado. Pueden causar la aparición de crisis y hacer más difícil el control de la enfermedad. En pacientes con EPOC la situación no es tan preocupante y si es posible usarlos, teniendo en cuenta en escoger los que tienen mejor perfil de selectividad cardíaca: bisoprolol, nevibolol y metoprolol. El sufijo LOL permite identificarlos.

2. Anti inflamatorios no esteroideos. Son unos fármacos frecuentemente usados en el tratamiento del dolor y la inflamación. El problema es que al bloquear una vía muy particular de la inflamación promueven otra que ocasiona broncocostriccion y producción de moco empeorando el control del asma. Esa es la razón por la cual para el control del dolor en nuestros pacientes con asma recomendamos solamente acetaminofen. Obviamente hay situaciones en que a pesar de estar contraindicados, hay que usarlos, como es posible. Ej el caso de la aspirina en un paciente asmático con cardiopatia isquemica y un stent coronario reciente. Si el asma no es grave, eventualmente puede usarse bajo estricto seguimiento. El montelukast puede ayudar a mejorar la tolerancia. 

3. Otros medicamentos. El antiarrtimico amiodarona, ampliamente usado, puede causar neumonitis intersticial y fibrosis pulmonar, lo mismo que el metotrexate, un medicamento usado para tratar enfermedades reumatologicas. Menos frecuentemente, el antidepresivo Sertralina o el antibiótico nitrofurantoina también pueden hacerlo. En general, muchos medicamentos pueden causar neumonitis intersticial y siempre que se esté evaluando un paciente con este síndrome se debe hacer un análisis detallado de los antecedentes farmacológicos. Otros medicamentos pueden causar derrame pleural. También se ha descrito casos de hipertensión pulmonar asociada a medicamentos anorexígenos.

En razón a lo anterior, es importante que médicos de otras eespecialidades como cardiologos u oftalmologos conozcan los antecedentes respiratorios y viceversa, pues algunos tratamientos respiratorios pueden empeorar condiciones como el glaucoma, por ejemplo. 

Nunca será suficiente insistir en lo contraproducente que puede ser la auto medicación. Siempre lo más prudente es consultar con un médico. 

Homeopatía en asma 

La homeopatía es un recurso al que recurren mucho los pacientes con asma dada la naturaleza no curable de la enfermedad.  Ellos buscan otras alternativas  porque existe entre la comunidad la creencia de que la inhalotetapia es un tratamiento con muchos efectos adversos. Esta infundada creencia está relacionada con la ausencia de educación sobre la enfermedad y es reforzada a veces por los médicos al realizar prescripciones inapropiadas de inhaladores. La sobre prescripción de estos medicamentos, sobre todo en la población anciana,  es un verdadero problema.

A pesar de las publicaciones recientes de la FDA de Estados Unidos acerca de la inutilidad de las terapias homeopaticas y las decisiones de muchos seguros de suprimir la cobertura para estos tratamientos por ausencia de evidencia en su utilidad, los pacientes los siguen usando hoy día,  en el siglo 21, en la era de la información.  Aún existe la creencia en muchos pacientes de que existen tratamientos “naturales”, desconocidos por la ciencia, cuyo conocimiento sólo poseen unos pocos médicos iniciados, a los cuales recurren.

Es un tema muy complejo, si bien hay algunos productos que son extractos herbarios puros, en teoría inofensivos, otros contienen hierbas mezcladas con broncodilatadores y esteroides, los mismos medicamentos a los que tanto temen algunos pacientes.

Recientemente la revista European Respiratory Review publicó los resultados de un metanálisis acerca de la utilidad de la terapia alternativa o complementaria en el tratamiento del asma. Los autores revisaron más de 1000 estudios publicados para al final extraer sus conclusiones de 23 publicaciones con un diseño estadístico sólido.

Salvo la cucurmina, una planta originaria de la India que tiene propiedades antioxidantes y antiinflamatorias,  que logró una leve mejoría en la función respiratoria, no se encontró evidencia de que ningún otro producto tuviera efectividad en el tratamiento del asma.

Los trabajos analizados permitieron evaluar sustancias como magnesio, selenio, coenzima Q10, vitaminas C, D y E, propolio, sales de oro, ácidos grasos polinsaturados omega 3 y compuestos herbarios chinos como Pinchan Yiqi, Ku-shen, Gan-Cao y Ling-shi, entre otros. Ninguno  tuvo efecto en mejorar la función respiratoria de los pacientes.

Nos corresponde a los médicos dedicar más tiempo en la consulta para hacer  educación sobre la enfermedad, disipar los temores del paciente, explicar los alcances del tratamiento y enseñar el uso correcto de los inhaladores.

Mejorar la formación en medicina respiratoria durante los programas de pregrado también es fundamental.

Que es una broncoscopia? 

La broncoscopia es un procedimiento que consiste en la exploración endoscópica de las vías aéreas con el fin de obtener muestras para estudio de infecciones pulmonares o del cáncer, principalmente, aunque también puede usarse con fines terapéuticos para solucionar problemas de obstrucción grave de la tráquea y los bronquios principales mediante la aplicación de técnicas mecánicas y térmicas para destruir tumores y eventualmente insertando prótesis en el interior de la vía aérea, controlar sangrado de origen respiratorio que amenaze la vida (hemoptisis), extraer cuerpos extraños y últimamente se está también en el tratamiento del asma (termoplastia bronquial) y la EPOC (reducción endoscópica de volúmen pulmonar).

Para hacer el procedimiento se dispone de dos instrumentos: el broncoscopio rígido,  inventado en 1897 por el Dr. Gustav Killian, es un dispositivo de gran calibre, cilíndrico de hasta 14 mm de diámetro que se usa únicamente con fines terapéuticos y que necesariamente requiere del uso de la anestesia general y el broncoscopio flexible, instrumento inventado en 1968 por el Dr. Shiguetto Ikeda, que se usa con fines diagnosticos y terapéuticos y por su naturaleza flexible permite explorar todas las divisiones bronquiales.

El broncoscopio flexible es más fácil de usar y más del 95% de los neumologos son competentes en la realización del procedimiento. El procedimiento es seguro y por lo general bien tolerado si se hace con sedación.

El broncoscopio rígido requiere de una técnica más exigente y de un entrenamiento especial, por lo que se realiza en pocas instituciones ya que menos del 15% de los neumólogos tiene entrenamiento en esa área. Debido a su gran tamaño permite mejor control de la vía aérea en situaciones de emergencia.

Fibrosis pulmonar idiopática

(Tomado de wikimedia commons)

Muchas enfermedades pulmonares de diferente origen terminan ocasionando fibrosis, por ejemplo, infecciones como la tuberculosis, o neumonías intersticiales asociadas a enfermedades autoinmunes como la artritis reumatoide por citar algunas. En este escrito nos vamos a referir a la fibrosis pulmonar idiopática, una enfermedad muy particular, que siempre ha sido un problema muy difícil debido a las opciones limitadas de tratamiento y al mal pronóstico asociado a ella.

Sigue leyendo Fibrosis Pulmonar Idiopática

Tratamiento de la apnea obstructiva del sueño

Escribimos esta entrada para tratar de difundir en forma corta las opciones disponibles para el tratamiento de la apnea obstructiva del sueño. Este post no debe interpretarse como una recomendación o prescripción.   Los primeros tres puntos son basicos en el tratamiento y son validos para todos los pacientes.  A partir del punto cuatro se inicia el proceso de selección de tratamiento de acuerdo con las necesidades de cada paciente.

Lo invitamos a solicitar una consulta médica.

La sigla SAHOS corresponde a sindrome de apnea hipopnea obstructiva del sueño

  1. HIGIENE DEL SUEÑO

Conseguir una buena higiene del sueño es importante ya que la causa más frecuente de somnolencia excesiva durante el día es el mal hábito de sueño, por insuficiente o por irregular.

Recomendaciones para una buena higiene del sueño.

  • Ir a dormir sólo cuando se tenga sueño.
  • Si no se duerme en 20 minutos, levántese y haga algo aburrido hasta tener sueño.
  • No duerma siestas largas (más de 30 minutos).
  • Intente acostarse siempre a la misma hora. Desarrolle rituales para ir a dormir.
  • Evite ejercicio intenso en las horas previas a irse a dormir.
  • Use la cama sólo para dormir o sexo. Evitar ver televisión en el dormitorio.
  • Buscar que el dormitorio sea silencioso y confortable.
  • Usar la luz del sol y la actividad física para sincronizar el reloj biológico.
  • Evitar el consumo de alcohol, de no ser posible, evitarlo al menos 6 horas antes de dormir. Igual recomendación para el cigarrillo y el tabaco.
  • Evitar el consumo de benzodiacepinas. Si es necesario usar un inductor de sueño, se prefiere zolpidem o zopiclona.
  • Tratar enfermedades asociadas: Obesidad, Hipotiroidismo, Reflujo gastroesofágico.
  • Dormir con la cabecera elevada a 30 grados.
  • Evitar dormir en decúbito supino. (Puede ser necesaria la incorporación de molestia en la espalda).
  1. DIETA

La pérdida de peso en pacientes obesos puede ser curativa.

Reducciones del 10% del peso pueden disminuir el IAH y mejorar la sintomatología. Se recomienda  dieta y cambio de estilo de vida a pacientes con IMC > 25. En pacientes con obesidad mórbida (IMC > 40), evaluar opción de  cirugía bariátrica.

  1. TRATAMIENTO MEDICO
  • Obstrucción nasal:

La congestión nasal puede ser un factor de empeoramiento del SAHOS. El tratamiento con corticoides nasales puede mejorar el SAHOS y la tolerancia a la CPAP nasal.

  • Medicamentos

Protriptilina y Medroxiprogesterona no son efectivos para el tratamiento del  SAHOS.  Los inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina se hallan en fase de investigación

  • Ejercicios orofaringeos

Con el fin de fortalecer los músculos de la faringe,  pueden ser de alguna utilidad en casos de SAHOS leve.

  • TRATAMIENTO CON CPAP NASAL

 

Es el tratamiento más útil disponible.  Consiste en la liberación graduada y sostenida durante todo el ciclo respiratorio de presión sostenida en la vía aérea con el fin de evitar el colapso respiratorio durante el sueño.

INDICACIONES

  • Pacientes con IAH ≥ 5 y somnolencia excesiva. (Epworth > 12).
  • Pacientes asintomáticos, considerar el tratamiento si el IAH ≥ 30, especialmente en pacientes con edad inferior a 70 años.

DOSIFICACION Y AJUSTE

(Recomendación consistente, calidad de evidencia moderada). Para el ajuste de la presión óptima puede utilizarse diversas técnicas pero  la Polisomnografia  completa es la que mejor asegura la corrección de todos los fenómenos patológicos (respiratorios y neurológicos). Otras opciones son el ajuste empírico mediante una fórmula matemática que puede usarse de manera provisional, a la espera de titulación con Polisomnografia

Otra opción es  usar el sistema de auto-CPAP.

EFECTOS SECUNDARIOS

Los efectos adversos suelen aparecer la primera semana y son menores y transitorios. Los más comunes son congestión nasal, irritación cutánea, sequedad faríngea y frío (mejoran con la introducción de un humidificadorcalentador), ruido, conjuntivitis, epistaxis, insomnio y aerofagia.

La única contraindicación absoluta es la fístula de líquido cefalorraquídeo y debe usarse con precaución en todas aquellas situaciones que puedan empeorar con la administración de presión positiva.

SEGUIMIENTO

Se recomienda el uso del dispositivo  en forma permanente.  El cumplimiento mínimo que se asocia a mejoría de síntomas es de 3,5 horas por noche.

En caso de aumento o disminución de peso significativos (10%) o de reaparición de sintomatología relacionada con el SAOHS estaría indicado un nuevo estudio de titulación de CPAP.

  1. TRATAMIENTO CON BIPAP

En casos en los cuales la presión de CPAP  necesaria para resolver los eventos sea superior a 16 cm o se considere que la falta de tolerancia al tratamiento es el exceso de la misma, es recomendable usar BIPAP estableciendo la EPAP (presión espiratoria) como el valor mínimo con el cual se titulan todas las apneas y la IPAP (presión inspiratoria) al menos en 4 cm H20 por encima de esta, teniendo consideración en aplicar la presión mínima que resuelva los eventos de hipopnea, ERAM o ronquidos dependiendo de la severidad del caso y los objetivos que sea posible alcanzar.

  1. DISPOSITIVOS DE AVANCE MANDIBULAR.

Son eficaces en el tratamiento del ronquido, del SAHOS leve y moderado con bajo IMC y desaturaciones no importantes.

También pueden ser útiles en pacientes con síndrome de resistencia aumentada de la via aerea superior y como segunda elección en pacientes que no toleran la CPAP nasal, que no son candidatos a la cirugía o tienen riesgo quirúrgico elevado. Los hay de avance fijo y de avance regulable. Determinadas características cefalométricas mejoran el rendimiento de estos dispositivos. Se recomienda regulación progresiva y control polisomnográfico de sus efectos.

  1. TRATAMIENTO QUIRURGICO

El tratamiento quirúrgico para la apnea obstructiva del sueño, entre todas las opciones disponibles, es la que menos evidencia tiene y la que mas efectos adversos tiene.  La eficacia de cada procedimiento depende de una selección muy cuidadosa del paciente  y de la experiencia del cirujano.  Le recomendamos no pensar en estos procedimientos antes de haber pasado por las opciones anteriores.

  • Cirugía nasal: No es tratamiento específico para el SAHOS. Puede ser útil  en los casos de intolerancia a la CPAP nasal por obstrucción.
  • Cirugía palatofaríngea

Puede realizarse a través de técnica quirúrgica convencional, láser o radiofrecuencia.

Es  útil en el tratamiento del  ronquido en un 80-90% de los casos, pero el éxito desciende al 50% después del primer año.

En el tratamiento de las apneas, la tasa de éxito es de  40-50%, dependiendo de la gravedad.  Los implantes palatinos han demostrado una eficacia limitada.

  • Cirugía reductora de la base de lengua

La técnica utilizada puede ser el láser o la radiofrecuencia. Pueden obtenerse tasas de éxito de hasta el 40% en casos de SAHOS leve o moderado, dependiendo de la experiencia del cirujano.

  • Cirugía multinivel o en fases de Stanford (maxilomandibular)

Considerar en casos de a fracasos de la CPAP nasal luego de un estudio anatómico muy preciso.  Es un procedimiento altamente invasivo con  tasa de éxito variable. Debe ser realizado por un cirujano con entrenamiento y experiencia certificada en el tratamiento quirúrgico del  SAHOS.

 


Contaminacion ambiental

Escribo este artículo con el fin de enseñar a las personas sobre los contaminantes y los efectos negativos para la salud cardiorrespiratoria y medioambiental. He notado que por estos días en Bucaramanga estamos sufriendo cambios climáticos que fluctúan entre altas temperaturas, lloviznas y tormentas eléctricas que favorecen no solo la trasmisión de enfermedades infecciosas respiratorias por la suspensión de partículas en el aire sino también la emanación de otros contaminantes, desmejorando la calidad del aire que respiramos.. Sigue leyendo Contaminación Ambiental